rhcp2016dog

Red Hot Chili Peppers: The Gateway -Reseña-

Descubrí que escuchar un nuevo disco de tu banda favorita es un carrusel de emociones. Debería de ser un momento de felicidad y gozo, un reencuentro con tus viejos amigos. No obstante, y como pasa con los amigos reales, el tiempo no pasa en vano y es imposible mantenernos ajenos al cambio que viene con él. Pero es peor aun cuando uno de tus amigos no regresa, no es que sea el más importante pero su presencia se nota. Las reuniones ya no son lo mismo. Pueden ser mejores o peores, el tiempo da como quita. Tristemente, no puedo decir que el tiempo y las separaciones hayan hecho mejores a los Peppers, pero vayamos por partes.

red-hot-chili-peppers-the-getaway-ltd

The Gateway es el decimoprimer álbum de estudio de los Red Hot Chili Peppers, primero desde 1991 que no es producido por Rick Rubin. Este cambio importa y se nota con respecto al trabajo anterior. En I’m with you tuvimos un bajón de calidad pero un sonido similar, conocido y agradable para los fans. Era un álbum sencillo que sonaba a Chili Peppers, tal vez demasiado simple, tal vez demasiado perezoso. En The Gateway, sin embargo, se nota una clara intención de cambio y evolución, una búsqueda constante de un “nuevo sonido”. En mi opinión el disco logra este cometido positivamente sólo en contadas ocasiones, de las demás y en la mayoría de ellas da la impresión de que la banda se mantuvo indecisa con respecto al rumbo a seguir.  Vayamos poco a poco, y creo que el disco puede dividirse y entenderse muy bien en tres partes.

La primera parte o el primer paquete de canciones son los sencillos que el grupo lanzó previo al debut oficial del disco. Estas son The Gateway, Dark Necessities, We Turn Red. Aquí es donde aparece el sonido más “clásico” de la banda, aunque con evidente influencia del nuevo productor. Las primeras canciones tienen funk pero también mucha suavidad, la tercera es un poco más agresiva, un poco más rebelde pero es como una remembranza al antiguo espíritu punk de la banda, algo que intentarían rescatar en otras canciones del álbum. Junto a estas primeras tres sería adecuado anexar también las que yo llamo “las que suenan a By the way”. “The longest way”, “Goodbye angels” y “Sick love” tienen ese perfil. Son suaves y armoniosas. En cuestión de composición y melodía, Sick Love sobresale y no es para menos, teniendo a Elton John como co-escritor, eso se nota. Esta primera parte del álbum, que es básicamente la mitad, es a mi entender la mejor y la que tiene más sentido del material completo.

La segunda parte es más bien la sección experimental del álbum, y aquí es donde creo que falla más, aunque no necesariamente falla siempre. “Go Robot” es una buena canción disco con texturas y mezcla sobresalientes. “Feasting on the Flowers” es teatral y tiene un desarrollo interesante, nuevo para el grupo. Acierto ahí. Despues viene “Detroit”, que en mi opinión es una oportunidad desperdiciada de sonar bien, sucio y más rockero, no lo logran en gran medida por ese horrible estribillo donde Anthony se escucha completamente forzado, algo que sucede a menudo en el álbum. Lo siento, para mí, Detriot fue un fallo. “This Ticonderoga” es como un homenaje a los Stooges, repetitivo, sucio y setentero, sale bien pero no es completamente satisfactorio.

La última parte esta compuesta por tres canciones tranquilas y llenas de ambientación, probablemente sea donde el nuevo productor se ha involucrado más. La primera de ellas, “Encore”, es muy agradable y llena de hermosos armónicos. Las últimas dos canciones son cosas muy muy nuevas para los Chili Peppers. En “The Hunter” tenemos un ritmo lento y lleno de piano, Otra vez creo que Anthony se fuerza demasiado para transmitir y encajar un estilo diferente, no estoy seguro de que lo haya conseguido. La trompeta ayuda mucho al producto final, también la letra. Finalmente, “Dreams of a Samurai” es una canción larga, igualmente lenta e igualmente contiene hermosos arreglos en piano. El problema viene en el estribillo, como en casi todo el disco. El final dramático le da un toque especial.

Al final uno no puede quejarse de la producción, que en realidad suena impecable y está llena de elementos interesantísimos. Lo que brinca, sin duda, es la poca capacidad que están demostrando los Peppers de crear melodías apasionantes con sólo Flea encargado de ese apartado (Josh parece que sólo aporta texturas y uno que otro riff de entrada).

Sé que muchos se quejan de que los fans añoramos demasiado a John Frusciante, pero la realidad es que los Peppers necesitan a John y John necesita a los Peppers. (si es que han revisado sus últimos trabajos). De seguir sus rumbos separados, los Red Hot Chili Peppers están destinados a ser un grupo que vivirá de sus viejas glorias, con dos o tres canciones interesantes por disco. Tal vez ese sea el rumbo natural de las cosas, después de todo. No vemos.

Canciones favoritas: Dark Necessities, Goodbye Angels, Go Robot.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s