Pachuca vs Guadalajara…. Reseña, opinión y crisis Chiva

Es muy curioso el ADN del aficionado al Guadalajara, equipo nacido en una de las provincias con mayor apego a lo “mexicano”, equipo que, en sus inicios, llamaba a la modestia y el trabajo en equipo. Sin embargo, hoy por hoy, la mejor afición de Guadalajara se encuentra, curiosamente, en la ciudad que alguna vez los jalicienses juraron odiar: El Distrito Federal, Chilangolandia. Hoy, en Pachuca Hidalgo, miles de chilangos, mejiquenses e hidalguenses llenaron, de visita, el Huracan, pese a los malos resultados, pese a vivir una de las peores etapas en la historia del rebaño. Aqui seguimos, apoyando sin dudar a nuestro querido Guadalajara.

El camino fue largo. Para quienes no conocen el trafico de la Ciudad de Mexico, salir a la carretera que lleva a Pachuca, al norte de la ciudad, en sabado, es una travesía de aproximadamente dos horas en auto, y sólo para llegar a la primera caseta, de ahi queda aproximadamente otra media hora para llegar a la ciudad capital del estado de Hidalgo. Al final, un viaje que debería ser de aproximadamente una hora, termino siendo de más de tres.

Mi familia y yo llegamos temprano, poco antes de las 5 pm, y descubrimos que al parecer aún quedaban muchos boletos. Los precios no eran caros, $120 en general. El clima era muy agradable, viento fresco no demasiado frío, el ambiente amigable, lleno de rojiblancos por doquier idonio para ver al rebaño dar todo en la cancha. Entramos al estadio aproximadamente a las 5:30 pm. Era la primera vez que conocía el estadio del Pachuca, me lleve una grata sorpresa pues al ser un estadio muy pequeño es uno de los mas comodos en los que he estado, butacas con espacio suficiente y una vista al campo practicamente perfecta, y muy cerca.

 

 

 

 

 

 

 

El ambiente inmejorable, Chivas por doquier, uno que otro perdido (como el tipo del America de la foto) pero todos llevandosemuy bien, ningun problema. Conforme pasaban los minutos el estadio iba llenandose, lo que al principio parecía una mala entrada se convirtio en un practicamente lleno estadio Hidalgo. Apareció la barra de la Insurgencia, y los jugadores empezaron a entrenar. Sale Michel junto a Liborio, la gente le aplaude, y minutos despues aparece el resto de la plantilla. Lo primero que cualquiera nota es el gran numero de jugadores ausentes. Fabian, Arellano, Marquez, Perez, Fierro, ninguno de ellos disponibles para el partido. Era un mal presagio para un equipo que incluso completo sufre mucho para conseguir profundidad. La genete aplaudia a los rojiblancos mientras los azules, del otro lado del campo, eran casi completamente ignorados.

Mientras tanto, una bolita se formaba en la parte baja, cerca de las bancas de los equipos. Era Marco Fabian vestido de gorra y short casual dando autografos a los aficionados que se apretujaban en la esquina lanzandole playeras posters y banderas. Me acerque aunque debo admitir que no muy convencido ya que muchos nos sentimos decepcionados del rendimiento de Fabian con el equipo, yo no era la excepcion no obstante fuí a ver si conseguia una firma. Justo cuando estaba enfrente de el, se fue.

 

 

 

 

 

 

 

Empezó el partido. Los primeros 20 minutos fueron de posesión Chiva sin embargo las mejores llegadas fueron del equipo local. A base de contragolpes Pachuca lograba terminar sus jugadas con disparos a gol, mientras que el Guadalajara sólo podía pasear el balon en media cancha, ninguna novedad. Pasado este tiempo el Pachuca apreto y comenzo a manejar mejor el balón, aunque hablamos de otro de los peores equipos del torneo por lo que tampoco fue muy claro en sus jugadas. Esperen, un balón perdido en media cancha da al Guadalajara la oportunidad soñada, se viene un contragolpe de tres contra uno, un buen pase filtrado y es gol, pase atrasado no le hace aún hay chance, se retrasa la jugada, regresan los defensas, se pierde la oportunidad. El primer tiempo termina en un deslucido cero a cero y una multitud abucheando a los veintidos jugadores que regresaban a los vestidores.

Al medio tiempo un poco de Gangnam Style mal bailado, y el estadio ya estaba al 90% de su capacidad. Comenzó el segundo tiempo. El Guadalajara realizo su primero cambio, Baez por el joven Peráles. El equipo mejoró, Chapo tuvo un par de desbordes por la derecha. En una de esas, llegando a linea de fondo, centra con gran intención rebasando completamente al portero, aparece Padilla para empujara, poste y gritos de frustración en todo el estadio. Nery Castillo empieza su show, mas de berrinches que de futbol, se tira, grita, cae en fuera de lugar y acusa al arbitro con su tutor Hugo Sanchez. Mientras tanto, Mauro Cejas, con complejo de crack argentino intenta hacer jugadas de magia que terminan fuera del campo. El partido iba mejorando para Chivas cuando se marca un penal, que simple vista desde donde yo estaba parece correctamente marcado. La gente reclama e insultan al arbitro. Llega Cejas a cobrar de buena manera y es el primer tanto del Pachuca.

 

 

 

 

 

 

 

El equipo empieza a apretar sin mucha idea en busca del empate. Los minutos pasan y tal parece que no habra chance de una remontada. En una de esas, a pocos minutos de que termine el encuentro El “Cubo” Torres es derrumbado en el area por un contrincante, se marca penal. La gente grita de alegría, pero una duda se sumerge en mi mente. ¿Quien cobrara el penal? El idoneo era Reynoso, quien a pesar de haber fallado el ultimo que tiro, contaba con una efectividad bastante buena desde los once pasos. Finalmente el elegido es Ponce, quien con confianza se perfila con la zurda para cobrar el penal. Tira fuerte, arriba y al centro, no obstante su disparo golpea el travesaño, da un bote en el paso y regresa a las manos del arquero. El gol de Chivas no caería ese día.

Los últimos minutos pasaron sin muchas emociones, con el Guadalajara aplastado anímicamente y el Pachuca pidiendo el tiempo. El arbitro pita el final y Pachuca celebra cual victoria en liguilla, mientras en el otro bando salen cabizbajos con impotencia y, ojala, un poco de vergüenza.

La crisis que vive actualmente el Guadalajara es dificil de explicar. Echarle la culpa a un técnico sería quedarnos muy cortos, recordemos que han pasado centenas de DTs por el equipo y solamente se ha podido ganar un título desde que llegara Jorge Vergara como dueño. Me parece que el problema es interno, conflictos y jugadores incomodos con el dueño y el sistema que se intenta imponer en la institución. Que, sin demeritar las cosas positivas que tiene este proyecto, como la educación integral y la disciplina, tambien cuenta con un dueño que ha sabido hacerse de muchos detractores incluso dentro del equipo. Corriendo de manera imprevista a tecnicos y jugadores, dando declaraciones ofensivas y poco cerebrales. Le han quitado prestigio al club de futbol más importante de México. La necedad del dueño a contratar jugadores de peso, ya sea por su famoso fomento a las fuerzas basica, por falta de dinero o simplemente por “codo”, tienen al equipo actual metido en la mediocridad. Puede ser parte de un proceso y eso lo podemos entender. Lo que no huele bien es el ambiente dentro del equipo, los jugadores no estan agustos desde hace algunos torneos y eso supondra una barrera dificil de superar, llegue quien llegue al equipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s